Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:

Paul Ortega González

Los tatuajes son ya un auténtico fenómeno social y estético en culturas naturales, el tatuaje es una manera de demostrar estatus social, cultural, político o religioso. Los tatuajes son considerados arte, tanto para los artistas que los realizan como para las personas que con orgullo llevan su obra por el mundo y no se puede poner en duda la expresión artística de las imágenes que se plasman en el cuerpo.

La diversidad de opiniones que desbordan este tema es muy amplia, para muchas personas. Es arte por el simple hecho de ser único, de nacer de la inspiración de dos mentes que juntas llegaron a una sola idea para confeccionar algo irrepetible en el mundo. La mayoría de las obras artísticas funcionan de esa manera.

Los tatuajes representan la religión, la vida, aquellos que simbolizan nuestro paso por el universo los colores nos evocan las emociones, no solo son arte en la piel en sí mismos, sino que también pueden ser una manera de plasmar obras de arte utilizando la piel como lienzo y la tinta como medio.

Está claro que cada individuo es un mundo; este es un principio que tienen muy en cuenta quien decide tatuarse, ejerce un acto de soberanía único en su vida. No se trata sólo de una pintura sobre la piel, sino que, sea la razón que sea, es un acto de comunicación vital muy profundo dado que la discreción y la intimidad que llevan asociados causan un impacto emocional claro en quien los contempla.