Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - Me pica el tatuaje, ¿es normal? - Apps-para-diseñar-tatuajes.jpg

Me pica el tatuaje, ¿es normal?

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Jun 08, 2021

   Me pica el tatuaje, ¿es normal? Sí es normal, y no puedes rascarte. Si te rascas un tatuaje antes de que se haya curado completamente podrías causarte grandes daños en el tatuaje. Si te rascas podrías eliminar la capa superior de la piel o las costras antes de tiempo, algo que podría causar áreas desiguales en tu tatuaje y hacer que pierda tinta. Podría quedarte una marca blanca o cicatriz en mitad de tu tatuaje.

   Además, cuando te rascas un tatuaje recién hecho estarás arrastrando la suciedad y los gérmenes a través de una herida que está abierto. Este contacto entre bacterias y la herida abierta (el tatuaje), podría convertirse fácilmente en una infección, lo que podría dañar seriamente a tu tatuaje y causarte serios problemas de salud.

¿Por qué pica el tatuaje nuevo?

Chica haciéndose un tatuaje

   En primer lugar hay que decir que se trata de una herida y como tal, necesita de un proceso de curación. Tal como hemos indicado, es muy normal que un tatuaje pique. Si intentamos buscar una sola razón por la que ésto ocurre, no la tendríamos. Son varias y muy diferentes, ya cada persona puede tener una reacción totalmente contraria a los tatuajes.

  • Reacción alérgica: Es uno de los motivos principales para que el tatuaje nuevo pique. Podemos tener una reacción a la tinta del tatuaje. Ésto no tiene porqué manifestarse de manera inmediata. Es decir, podemos sufrirlo unos días o semanas después de habernos tatuado. Se dice que es algo poco probable, pero desde luego sí puede ocurrir. Los tonos rojos y amarillos tienen más papeletas de que sean los culpables de dicha reacción.
  • Tiempo y clima: El clima también va a afectar en si el tatuaje nuevo pica o no. Esto es debido a que las altas temperaturas veraniegas, así como la humedad, harán que nuestra herida hinche. De esta manera, la piel se va a estirar, dando lugar al picor. Con el frío intenso, también puede pasar. La piel se vuelve más seca y de nuevo, podrá estirarse un poco provocando el picor que ya todos conocemos.
  • Cambios en nuestro cuerpo: Hay cosas que no podemos controlar y los cambios en nuestro cuerpo es una de ellas. Cuando nos sube la tensión, así como ciertos estados anímicos, también puede provocar una reacción en los tatuajes. Todo lo que sucede dentro de nuestro organismo, nos lo hará saber de una manera externa.

Los mejores cuidados para tu tatuaje nuevo

Tatuaje nuevo que pica

   Sin duda hay que saber que necesitamos de unos grandes cuidados para intentar prevenir y mejorar los picores. Además se dice que cuanto mayor sea el cuidado, mejor resultado tendrá el tatuaje. Así que, tenemos que emplearnos a fondo, tanto por él como por nuestra salud.

Primera etapa de la curación

  Podemos llamar la primera etapa al tatuaje recién hecho. En este caso, no debemos de tocar el tatuaje. Después de dos horas, tras hacerlo, retiramos la gasa o vendaje que nos ha puesto el tatuador. El tatuaje tiene que ser lavado con agua fresca y jabón. Podremos repetir este proceso tres veces al día, durante las primeras dos semanas.

   Para secarlo, no usaremos las toallas. Es mejor un papel de cocina o kleenex suave. Siempre iremos dando pequeños toques sobre la herida y nunca arrastraremos el papel sobre ella. Una vez seco, aplicaremos vaselina o la crema que nos hayan aconsejado. Se irán formando una serie de costras y puedes observar cómo tu tatuaje cuenta con una zona hinchada, es totalmente normal.

Segunda etapa de la curación

  Llegamos a la segunda etapa. Ésta se concentra en la segunda semana y es frecuente que comiencen los picores en el tatuaje nuevo. Sabemos que siempre será molesto, pero seguro que en más de una ocasión se te ha dicho que cuando una herida pica, es que está curando más rápido. Pues bien, en este caso no se iba a quedar atrás. La piel tarda en regenerarse. Tanto es así que después de un par de días de picor y otros de descanso, podemos volver a sentirlo. Esto es debido porque la piel comienza a pelarse o mudarse.

¿Qué puedes hacer si te pica el tatuaje?

Picor en el proceso de tatuar

    Ya sabemos que el picor forma parte de la curación. Para que ésta se lleve a cabo de la manera correcta, tienes que seguir los consejos antes citados. Claro que para ir más allá o directamente poner freno a esta incomodidad, también contamos con varios gestos que te aliviarán a pasar estos días de picores. Sin duda, no siempre es igual para todos pero si eres uno de los que no pueden aguantar entones sigue estos pasos:

  • Nunca se te ocurra rascar el tatuaje, una vez más insistimos. Para aliviar, siempre puedes rascar las zonas próximas a él, pero que no estén tatuadas, lógicamente. Seguro que encontrarás unos segundos de paz y tranquilidad haciendo ésto.
  • Con la mano abierta, puedes dar pequeños toques sobre él. Sin duda, es otra manera de intentar aliviar el picor pero sin rascar directamente, para no hacernos daño.
  • Otra de las formas perfectas es echar agua muy fría. Además de ella, puedes tomar un par de hielos, envolverlos en un paño y colocar éste sobre la zona. Solamente durante unos segundos. ¡Verás cómo te alivia!.
  • Sin duda, el mejor remedio está en las cremas hidratantes. No conviene abusar pero sí echarlas a conciencia. Seguro que tu tatuador te lo habrá explicado perfectamente. Uno de los nombres que más se usan es el Bepanthol, aunque muchos desaconsejan su uso porque es más cicatrizante que regeneradora. Así es que, lo mejor es optar por cremas regeneradoras, vaselina pura o cualquier otra similar. Hay que tener siempre la zona bien hidratada. Una vez que apliquemos la crema, siempre es mejor dejar al aire libre para que cure mejor. Claro que si tienes que vestirte o salir, puedes taparlo con unas gasas pero nada de envolverlo en papel film transparente.

   Tal y como vemos, es muy normal que un tatuaje nuevo pique. Es bastante molesto, sí es verdad, pero se trata de un paso a soportar para que, dentro de muy poco, podamos disfrutar de él en toda su plenitud.

0 comentarios

Agrega un comentario