Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - El 'boom' del tatuaje tras el confinamiento - descarga (4).jpg

El 'boom' del tatuaje tras el confinamiento

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en May 21, 2021

   No todo el mundo sabe exactamente lo que quiere cuando acude a un estudio de tatuajes. El primer paso a seguir es la comprensión mutua entre cliente y tatuador. Hay personas que, como en todo, no saben expresar con detalle la idea que tienen en la cabeza, y es ahí donde se ve el nivel de profesionalidad del artista. Sí, del artista, porque pese a que todavía queden vestigios prejuiciosos, el tiempo ha acabado por demostrar que el tatuaje no es algo de macarras, ni de canallas; sino un arteUn arte plagado de dificultades, de creatividad y de  esfuerzo.

   Después de llegar a ese acuerdo, se dibuja el diseño. Y si el cliente está conforme, la aguja y la tinta entran en juego. Contrariamente a lo que se podría pensar, los estudios de tatuajes no se han visto tan afectados por la pandemia. Es evidente que no se puede aseverar tal diagnóstico de manera generalizada, pero Culturplaza selecciona tres estudios valencianos, muy distintos entre ellos, y con un común denominador muy marcado en cuanto a esta crisis se refiere: la gente ha seguido tatuándose, incluso más que antes. De hecho la pandemia ha sido como un oasis de creatividad para muchos, tanto artistas -que se han visto obligados a reinventarse apostando por nuevos diseños y curtiéndose en nuevos estilos-, como clientes -que han encontrado en la Covid-19 una inmensa fuente de expresión para sus ideas, plasmadas a posteriori en la propia piel.

    Al sector del tatuaje esto no le ha cambiado demasiado los planes, pues ya venían de un régimen protocolario bastante estricto en cuanto a la higiene se refiere. La desinfección, la mascarilla, los guantes, son elementos importantes. 

    Acerca de la percepción negativa del tatuaje que todavía fluye en algunos sectores de la sociedad, opina que “el paso del tiempo hará que todo cambie” sigue habiendo generaciones que, debido a lo que han pasado, a su pensamiento, no conciben el tatuaje como algo normal. Aun el que lleva muchos tatuajes por todo el cuerpo, y cuando sale a correr en manga corta, las personas mayores le miran como si fuera un extraterrestre. Sin embargo, afirma que les entiende. Mientras nadie falte al respeto a nadie, todos podemos convivir. Las generaciones cambiarán y todo se vera de una manera distinta. Cuando nosotros seamos abuelos, quizás el tatuaje se perciba como lo menos estrambótico del mundo”.

0 comentarios

Agrega un comentario